Joyas y desafío en Nueva York

portada_zon4
Nativo de San Francisco, Zon Chu es el hombre de la visión creativa. Después de dejar su carrera en medicina forense, decide ir a por todas, y aterriza en Nueva York. Hoy en día ha trabajado para Levi’s, Donna Karan y Helmut Lang entre otros, elaborando su imagen visual. Zon también ha producido pasarelas para Robert Geller, Siki Im y Calvin Klein, y en 2010 co-fundó su propia marca de joyería textil “Langoliers”, en la que trabaja como diseñador y diseñador creativo. Pero entre sus empeños favoritos se encuentra ser director de arte en el mundo del cine, y el poder crear con sus manos sus obras favoritas. Entre otros, trabajó con la banda Metric, y sigue trabajando en proyectos dónde pueda mezclar su visión creativa, con su talento para el diseño y la construcción.

Descríbete en 5 palabras:

Honesto, pasional, meticuloso, curioso y una persona con recursos.

Cuando y porqué decidiste cambiar de estudiar medicina forense a una carrera artística:

Mi decisión de cambiar no fue realmente consciente, lo que realmente decidió por mí, fue tristemente la muerte de un amigo mío muy cercano, Jason.  Creciendo compartimos las mismas escuelas desde infantil hasta la Universidad, e inclusive el mismo tutor de matemáticas de niños. Él era el chico guay de la escuela, con estilo, inteligente, con mucho corazón y todas las de ganar. Pero lamentablemente lidiaba con una depresión interna muy grande, y terminó quitándose la vida. Cuando escuché la noticia, no pude evitar revaluar todo lo que estaba haciendo. ¿Estaba haciendo algo que verdaderamente me hacía feliz? ¿Estaba viviendo la vida de la manera más intensa posible? Ese fue el año que decidí visitar Nueva York con un grupo de amigos. Y decidí inmediatamente que ese era un lugar que me desafiaba, que me regalaba nuevas oportunidades y que sobre todo, me iba a hacer descubrirme a mí mismo. Así que sin mucho plan, me mudé a Nueva York ese mismo verano.

Hablemos de la “Imagen”. Últimamente has trabajado mucho como Director artístico para trabajos audiovisuales, y la dirección de arte es una parte fundamental del trabajo de construir una imagen que será finalmente presentada a un público. ¿Cómo crees tú que tu trabajo afecta al resultado final? ¿Cómo crees que la imagen afecta al público que la observa?

En el diseño artístico, me gusta pensar que somos un personaje omnipresente e importante, ya que trabajamos para crear un cierto contexto y un ambiente. Nosotros encapsulamos en píldoras para el público todo el mundo interior de los personajes, y en muchas ocasiones interactuamos con él. Algunas veces somos magníficos y hermosos, otras veces pasamos desapercibidos y somos misteriosos.

¿Crees que una imagen puede cambiar el mundo?

 Absolutamente. Creo que las imágenes son solo contenedores de ideas, sentimientos, culturas, y colapsan con una fuerza muy singular. Son una herramienta muy poderosa que la gente debe respetar y usar con mucha sabiduría, porque pueden hacer tanto daño como bien a través de ellas. Nos guían y nos introducen nuevos productos, formas de arte, culturas que no nos son familiares o que de otra manera no tendríamos acceso a ellas. Crean un mundo mucho más informado y es un registrador activo de nuestra historia, una rendija al pasado y al futuro, inspiración e iluminación. Y esta imagen puede ser cualquier cosa o tomar cualquier forma, podemos tomarla de un trozo de una canción o una obra de Broadway, y todos podemos relacionarnos con ellas, y pensar con ellas un poco más adelante. Todas estas imágenes han sido la parte clave de la fabricación de nuestras vidas.

217

201

105

219

85 LNGO2

209

Fotos por Abraham Espiritu para Dromenon Magazine

Alessandra Corazzini

Wizard's Howl apprentice on filmmaking and other arts of the heart.

Loading Facebook Comments ...

Be first to comment