Caídos del cielo: Una locura restauradora de vidas

IMG_4460-DROMENON

‘Caídos del cielo’ es una ONG, que desde 2009 lucha contra la exclusión social de una forma muy peculiar, a través del teatro. Detrás de ella, un equipo de profesionales ayuda a personas en esta situación a seguir adelante. Una labor pionera y llena de valentía.

¿Es el teatro un milagro?, tras reunirme con los chicos de ‘Caídos del cielo’ no me cabe ninguna duda. En la Avenida de los Toreros número 5, una de las recónditas calles de uno de los barrios más míticos de la cultura castiza, se encuentra el Centro Cultural Buenavista, un edifico modesto, caracterizado por su color amarillo, en el que suelen ensayar nuestros protagonistas.

Nada más llegar nos encontramos con Jesús, Diego y Carolina [tres de los alumnos de los talleres que imparte la ONG], en una primera impresión, me asombra el perfil tan joven que tienen, ninguno de ellos supera los 30 años, mi mente, algo prejuiciosa, se plantea cambiar el enfoque de la entrevista pero nada más lejos de la realidad, a pesar de su juventud, los tres tienen mucho que contar y que enseñar.

Unos minutos más tarde llega Paloma Pedrero, actriz, directora y autora teatral con larga trayectoria profesional y el ‘alma máter’ de esta ONG. Paloma es una persona que derrocha seguridad en sus pasos y positividad en su mirada, no tiene nada que ocultar. Al ver a los cuatro reunidos, alumnos y profesora, se nota la complicidad que tienen entre ellos, son una gran familia y aprovechan el ratito antes de la entrevista para ponerse al día.

IMG_4429droooo

Paloma Pedrero

Yo creo que [el teatro] cura, que uno se cura a sí mismo pero si quiere curarse, todo lo que sea una actividad creadora ayuda a la sanación, porque te da la posibilidad de transformar el dolor en algo bello“, dice Paloma en relación con el propósito de ‘Caídos del cielo’, transformar la vida de personas en riesgo de exclusión social, “aquí tratamos diferentes problemáticas, acogemos a todo el que necesite y pida que se le ayude y eso puede ser por muchos motivos, porque no tenga piso, porque esté en la calle, porque esté mal psicológicamente, tengan una depresión profunda o dificultades físicas“.

Este último, es el problema al que se enfrentan Diego y Jesús. “Yo tengo diagnosticado déficit de atención y trastorno del desarrollo, sobre todo del desarrollo motor, con lo cual, tengo un problema de coordinación de movimientos importante y he tenido que hacer un esfuerzo muy grande, pero lo he logrado“, explicaba Diego con la voz algo temblorosa. La situación de Jesús está relacionada con la vista, “tengo hipermetropía, a lo mejor me pones a trabajar en cosas prácticas y no me cuesta tanto pero si es algo teórico en lo que hay mucho texto, ya me cuesta“. Los dos pertenecen también a la Fundación Trébol, una organización sin ánimo de lucro dedicada a mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad.

yo creo en un cierto libre albedrío, los dioses se despistan y ahí podemos hacer lo que queramos

Pero en ‘Caídos del cielo’ no hay lugar para el victimismo, todos luchan a través de sus potencialidades artísticas, “el victimismo te ata las manos, te deja a merced de que te den por todos los lados, hay que armarse para ser libre, yo creo en un cierto libre albedrío, los dioses se despistan y ahí podemos hacer lo que queramos, siempre con mucho esfuerzo“, sentencia Paloma muy firme y seria.

EL TEATRO COMO ESPEJO DE LA SOCIEDAD

Fue en Marzo de este año cuando ‘Caídos del cielo’ estrenó la obra ‘Magia-café‘, centrada en la lucha de Magia, interpretada por Esperanza Pedreño [Camera Café, 2005], por mantener a una serie de indigentes en el Café que habían okupado.

Me ha llamado la atención algo que dices tú Jesús y es que buscáis que en vuestras obras la gente se vea reflejada, ¿cómo se consigue esto?, “se consigue porque es una realidad que estamos viviendo en las calles y en los barrios“. Diego compara la obra con la situación que vivió el barrio de Sants en Barcelona el pasado Mayo cuando se procedió al desahucio e inicio de derribamiento del centro social de Can Víes, edificio okupado desde 1997, dejando en la calle a muchas personas sin hogar.”No somos conscientes de casi nada y así nos va, que tú estás hoy aquí y mañana puedes estar en la calle con una bolsita [...] todos estamos siempre en la cuerda floja de la vida y yo creo que las obras y espectáculos de ‘Caídos del cielo’ hablan de eso. El otro no es el extraño, el otro no es diferente, todos podemos ser en un momento dado caídos del cielo“. Dice Paloma en una de las frases, para mí más definitorias de su labor.

IMG_4440DRO

Paloma, dices que las personas que están en esta situación no solo son como los demás sino que son mejores…a mí me gusta trabajar en el teatro con personas con ciertas dificultades porque son personas sinceras, no digo que sean mejores ni peores pero se entregan y eso para el teatro es fundamental [...] son muy valientes, es que no hay nada que ocultar, Javier ¿qué tenemos que ocultar?. No hay nada malo, solo no vale lo que hace daño a los demás, pero tú en ti eres libre, en todo lo que sientas, en todo lo que piensas, es bueno [...] además hay que decirlo para que no haya tanto tabú, hay mucho miedo a la verdad. Un tema que me gustaría tratar en una obra es el tema de los abusos sexuales a menores“.

El otro no es el extraño, el otro no es diferente, todos podemos ser en un momento dado caídos del cielo

Carolina se sorprende ante esta declaración de intenciones, “¿Eso es un poco crudo, no?, porque para tu hablarlo, si escribes sobre eso, escribes sobre el que abusa y sobre el que ha sido abusado… métete en la mente de alguien que abusa…“, aunque Paloma lo tiene claro, “pero te tienes que meter en la mente, es como un actor, tiene que hacer personajes que sean buenos y personajes que sean malos, malos entre comillas...”

No es la primera vez que Paloma trata temas tan espinosos en sus obras, hace unos años escribió ‘Cachorros de negro mirar‘, acerca del modo de vida de los skinhead en una época en la que el tema todavía no era muy tratado en la sociedad y en los medios y donde según relataba, tuvo que sacar toda su violencia.

LA UNIÓN ES FUERZA, LA UNIÓN ES MAGIA

He tenido muchísimos prejuicios ante la gente de la calle, pero cuando entras en el taller cambias la forma de ver las cosas [...] entré un poco asustada pero luego vi que eran personas muy normales, que por situaciones de la vida las han pasado ‘putas’ pero tienen un montón de cosas que contar y que dar“, explicaba Carolina, quien colabora en la ONG desde hace dos años.

DROMG_4451

Una de las conclusiones a las que puedo llegar es que ‘Caídos de cielo’ no solo consiste en llegar y aprender la lección teatral del día, aquí se imparten también lecciones de vida y es que tal y como decía Paloma, “poner un propósito común, une mucho, creo que todas las relaciones en la vida son complicidades, son objetivos compartidos y creo que duran lo que dura el objetivo [...] cuando se tiene un objetivo que es hacer un gran espectáculo teatral, todos estamos en el mismo barco y hay que entenderse sí o sí, eso hace que tú puedas aprender de todos y te quites la venda“.

Pero llegar ahí no es un camino fácil, entre risas Diego comentaba que “en algún momento surgen tensiones, pero son tensiones algo sanas, suelen ser para arreglar cosas” a lo que Paloma contestaba que “todo no es dulzura, el esfuerzo es tensión, el esfuerzo es conflicto para crecer, si no viviéramos conflictos en la vida nos quedaríamos estancados y seríamos siempre pre-adolescentes [...] cuando tu le echas la bronca a alguien es porque te importa, es porque quieres que mejore, es porque estás implicado con esa persona”.

Aunque también es cierto que el humor es uno de los puntos clave con los que se trabaja en ‘Caídos del cielo’. ¿Os reís mucho de vosotros mismos?… ¡a ti te veo que quieres decir algo pero no lo dices! [dirigiéndome a Carolina, que en ese momento rompe a reír], “es que es duro, un día hicimos un ejercicio aquí que consistía en reírnos de una parte de nuestro cuerpo pero además exploramos un montón de cosas del interior que eran chungas ¿eh?“. Paloma lo tiene claro y lo dice con toda la dulzura que le caracteriza “el humor para transmitir algo a los demás, puedes decir lo más duro del mundo que si lo dices con humor o con amor, llegas“. ¿Y no se teme que quizás se pueda caricaturizar todo un poco?, “depende de qué humor sea [...] hay muchos tipos de comedia. Mi teatro es un teatro con humor porque, ¿cómo vas a contar cosas tremendas sin humor?, sería insoportable“.

DROMG_4445

Al finalizar la entrevista me inundan varias sensaciones, una de ellas, unas ganas locas de querer hacer teatro y otra, que tal y como había dicho Paloma “el teatro es algo vivo, no es como el cine o como la televisión“, todo está por suceder, cada sesión es un mundo nuevo, cada sesión es única y estas personas, con su valentía y sus ganas de mostrar al mundo de lo que son capaces contribuyen a hacer de este arte algo aún más bello y con mucho propósito.

Ojalá que ese señor llamado éxito les acompañe siempre, porque la suerte no la necesitan.

Más sobre ‘Caídos del cielo’ en: www.caidosdelcielo.org
Loading Facebook Comments ...

Be first to comment