El arte de las tinieblas

TOP1
¿Quién dijo que en las tinieblas solo podía haber malestar y oscuridad? Y sobre todo, ¿por qué la oscuridad tiene que tener una connotación negativa? En más de una ocasión, y en más de dos incluso, las ideas más originales y brillantes suelen surgir en la penumbra de una habitación, dentro de la desolación más profunda y ambientado por el silencio que solo los lugares siniestros y particulares pueden proporcionar.

La Danza Butoh es un claro ejemplo de ello.

Nació en la década de los cincuenta impulsada por el dolor y la soledad que habían propiciado los bombardeos de Hiroshima y Nagasaki. Los maestros Kazuo Ohno y Tatsum Hijikata crearon este nuevo concepto de danza, basada en la psicodelia de una serie de figuras que, por lo menos, inquietan y hacen que el subconsciente se active de la forma más particular. Esta es conocida también como la danza de las tinieblas o de la oscuridad. En ella, se nos olvida que estamos viendo bailarines profesionales y solo podemos fijarnos en la imperfección y el desconcierto que muestran los diversos entes que se pasean por escena. Por lo general, suelen ser cuerpos mutilados y desprovistos de banalidad, son figuras únicas que pervierten la mente del espectador y le hacen estremecerse desde lo más profundo de su ser. Presentan seres mutilados en parte, que en algunas ocasiones nos hacen olvidar su naturaleza humana.

forside

Dentro de la danza contemporánea podemos encontrar diversas concepciones, pero pocas encontraremos tan particulares y tan sobrecogedoras como la que este particular baile de las tinieblas nos presenta. Si además apuntamos que su origen nos lleva sesenta años atrás y al Japón más disconforme, la imagen es aún más sorprendente.

Presentan seres mutilados en parte, que en algunas ocasiones nos hacen olvidar su naturaleza humana.

Aunque tiene ciertas características del folklore japonés, encontramos importantes particularidades que provienen de los movimientos que en aquel momento estaban en auge. El dadaísmo y surrealismo, movimientos vanguardistas de la posguerra europea, influyen de forma claramente contundente en esta forma artística única. Al tener unos orígenes no excesivamente delimitados, bebe de múltiples corrientes que la enriquecen y la convierten en lo que es, una de las expresiones de arte más humana y pura.

2010_03_28-Haruko Nishimura Marginal Way Skatepark 296

Es importante saber cual es significado exacto del término Butoh. “Bu” significa “enterrarse los pies” y “toh” corresponde a “poder volar con los brazos”. Esto es una clara referencia de la influencia de la cultura asiática que tanto inquieta a los occidentales, en la que la mente fría y el savoir faire priman. La espiritualidad del arte suele ser entendida mejor por otras culturas ajenas a la nuestra. La tradición mística de la que gozan otros pueblos y etnias suele tener un sentido, en la mayoría de las veces vital, muy profundo; y por lo general suele ser difícil de comprender en ambientes ajenos a ellos.

En más de una ocasión, y en más de dos incluso, las ideas más originales y brillantes suelen surgir en la penumbra

El cuerpo es su canal base, concretamente, el cuerpo por el cuerpo. Se aleja de todos los estereotipos de belleza convencionalmente establecidos. Deja a un lado los prejuicios y todas esas pautas políticamente correctas que, generalmente, expresan unos modelos y referencias que poco interesan ya. No tiene pretensiones extraordinarias, más que mostrar a las figuras en su forma más orgánica. Los cuerpos se retuercen y desdibujan intentando ser lo más cercanos posibles al espectador que se encuentra al otro lado. Probablemente, esa descarnada cercanía incomode a una gran parte de la audiencia, pero forma parte del ambiente, de la atmosfera que se crea, y en definitiva, del juego que se propone.

crw_6974_jfr
Francisco de Goya afirmó en una de sus más celebres obras que “El sueño de la razón produce monstruos”. La razón duerme de la forma más absoluta durante las representaciones de la Danza Butoh. Y este es un requisito esencial, que la parte consciente de nuestro ser quede en stand by durante un periodo de tiempo para poder abstraernos y disfrutar del suculento espectáculo que se nos presenta. El uso de la razón es en muchas ocasiones sobrevalorado, y este es un claro ejemplo de que dejarnos llevar es esencial para establecer un espacio propio de reflexión sobre nosotros mismos y sobre todo lo que sucede a nuestro alrededor. De esta forma podemos llegar a encontrar sensaciones, sentimientos e ilusiones que de una forma racional sería imposible encontrar.

El sueño de la razón produce monstruos

Para ir terminando la idea que hemos ido generando en torno a esta exótica expresión de arte, diremos que los temas que abarca son verdaderamente variados. La espiritualidad, ya sea concebida de una forma religiosa o profana, suele ser un contenido muy recurrente. No repara tampoco en volver a los orígenes más primitivos de la civilización, confeccionando un entorno etéreo, y a la vez costumbrista, de lo que se piensa que pudo existir en el principio de los tiempos. La muerte, esa gran desconocida, también tiene un papel primordial. Jugar con el mundo de los no vivos, del más allá y de lo que queda por venir es siempre inquietante y atractivo. También, en contraposición a todas estas temáticas, aborda sujetos aparentemente más cercanos a nuestro día a día como pueden ser las grandes figuras de nuestra sociedad del área que sean.

tumblr_mdc2hqKRo61r7k0eco1_1280
Immanuel Kant con su máxima “Sapere aude”, nos invitó a que nos atreviéramos a saber. Yo, si me lo permiten claro, les invito a justo lo contrario: ¡Atrévanse a “desconocer”! No duden en perderse en la magia y el embrujo de la Danza Butoh, súmanse en el desconcierto de la espiritualidad del arte, para así poder seguidamente encontrar su propia razón de ser.

Loading Facebook Comments ...

Be first to comment