El teatro en la calle y la calle en el teatro

portada 1 teatros
Es una noche en la que los teatros de Madrid gritan ¡Arriba el telón! y celebran el Día Mundial del Teatro, un día en el que el teatro sale a la calle y la calle entra en los teatros, un día para recordar que el teatro es de todos y para todos.

Las artes escénicas tienen 25 siglos de longevidad, con su origen en las Tragedias griegas que nacieron para dar luz a los lugares más oscuros de la conducta humana. Según la Poética de Aristóteles la catársis es la facultad de la tragedia, una forma de purificación emocional, corporal, mental y religiosa del espectador al involucrarse en la trama y ver proyectadas determinadas pasiones y lo que ellas conllevan para el personaje, de este modo, según Aristóteles, los espectadores de la tragedia mediante la comprensión y el temor experimentarán la purificación del alma de esas pasiones. Pero además de este fin catártico de educación emocional que se encuentra en las tragedias griegas, cada obra de teatro provoca una efervescencia de emociones y sentimientos que es diferente en cada espectador y por ello no sirve con que te lo cuenten, debes verlo, escucharlo, olerlo, tocarlo, en definitiva sentirlo tu mismo.

En esta noche madrileña me acerco al Centro Cultural Conde Duque donde como programación especial por el Día Mundial del Teatro, La joven Compañía realiza un ensayo en abierto de su próxima representación Fuente Ovejuna. La obra del Fénix de los ingenios, Lope de Vega, ha sido adaptada por Juan Mayorga, dirigida por José Luis Arellano y será interpretada por los actores de La Joven Compañía.

Samuel García_FO10

La compañía nació con la filosofía de atraer e involucrar a los jóvenes de entre 12 y 18 años, edad en la que considera, se produce esa desafección en España entre los jóvenes y la cultura. Actualmente esta compañía teatral se encuentra en un momento clave, en cuanto a madurez y reconocimiento, recientemente RNE les ha otorgado el Premio Ojo Crítico por su contribución a  la creación de futuros profesionales, artísticos y técnicos; la investigación dramática; la búsqueda e incorporación de nuevos públicos y su proyecto pedagógico. Además de su candidatura a los Premios MAX de las artes escénicas.

La puesta en escena del ensayo trata de unas sillas, una bañera, un suelo terroso y una pantalla que proyecta todo lo que sucede en el escenario visto desde un plano cenital fijo. Al terminar el ensayo y vaciarse la sala me siento con dos de los actores en las butacas rojas, ellos son Víctor de la Fuente y Pablo Béjar.

Hoy estaban casi todos los asientos ocupados ¿Es extraño para vosotros tener público dentro de un ensayo?

(Pablo) Bueno, al principio es como ¡Hostia ya hay gente! y te pones activo. Es bonito ver como entra esto, porque nosotros lo estamos viviendo de una manera y no sabemos cómo puede reproducirse luego en el publico, que reacción provocará en los espectadores. Entonces esta bien que entre gente en el ensayo para ver si funciona y que puedo cambiar, o que no.

Samuel García_FO9

Esta obra, Fuente Ovejuna, ya la habéis representado en otra ocasión.

(Víctor) Sí, hicimos una primera versión, y era la segunda obra que hicimos después de Invasión, además fue la primera aquí, en el Conde Duque precisamente y esa era con la primerísima compañía. Con ella fuimos a Elche a León… hemos tocado varias ciudades y encajo bastante bien, era muy minimalista, menos que esto, un telón de plástico cuatro sillas y poco más.

Que diferencias hay de esa primera versión a ésta que se estrenará próximamente.

(Víctor) El director quería  alargarla de tiempo para que vaya más acorde con las otras obras, Punk Rock y El señor de las Moscas y además le ha dado un toque más oscuro, más maduro, la anterior quizás estaba más enfocada a las mañanas con los chavales y esta encaja más por la tarde, pero creo que los chavales también la entienden.

(Pablo) El reparto también es diferente, hay algunos que sí se mantienen y otros que no, incluso el cambio de personaje,  porque actores que estaban en el anterior Fuente Ovejuna hacen otro papel.

¿Cuándo estáis encima del escenario sois capaces de percibir la sensación del público?

(Pablo) Sí, hay códigos que el actor sabe cuando es su trabajo diario, por ejemplo cuando la gente se mueve mucho en la butaca o cuando la gente tose, a no ser que este malo claro.  También te puede confundir cuando hay una energía en la que al público no se le escucha y dices <Hostia,¿Qué esta pasando?>, pero es  que la gente esta atenta a ti, también se puede saber según la inclinación del público en sus butacas, cuando se inclinan hacia delante. Además tú lo notas también dentro del trabajo  que estas haciendo y del trabajo coral, porque al final el teatro es trabajar con el otro, entonces cuando notas que todo el trabajo fluye en el grupo y va a ritmo, y cuando estas de verdad encima del escenario eso la gente lo nota.

Samuel García_FO1

Víctor apunta la diferencia entre el público que se encuentran por la mañana, que suelen ser chicos jóvenes y el público de la tarde, en su mayoría adultos.

El 80% de las funciones todas de mañana para institutos que no paran de moverse y su manera de reacciona y estar atentos es riéndose para soltar la tensión, por ejemplo en una parte en la que se esta interpretando una violación, ellos se reían por que era algo incomodo reaccionaban así, el público adulto esta como educado en ese aspecto. Entonces cuando pasamos a por la tarde y no hablaba ni Dios y salíamos pensando que no les había gustado nada, luego no, luego ves que son maneras, pero es muy curioso eso. 

(Pablo) Los chavales ante el miedo reaccionan con la risa para quitar hierro al asunto, pero en realidad le esta llegando y le esta tocando, lo que pasa que ellos reaccionan ante cualquier cosa así,  con los insultos, los besos…

(Víctor) Lo de los besos es una locura, ha habido funciones que hacían la ola, y yo tenía que hacer pausa para poder seguir. 

 En la Joven Compañía estáis muy centrados en los jóvenes, tanto que entran en los institutos y escuelas, Pablo hace un símil

Esto es como antiguamente cuando los actores llegaban a los pueblos con las carretas y se anunciaban y buscaban a su público, pues nosotros hacemos un poco eso con los chavales, es una manera de atraerles y muchas veces no se habla ni de la obra, se habla de la vida y sobre todo es un tú a tú, porque  aquí nadie es más que nadie, estamos dentro de la misma generación, compartimos y convivimos en el mismo mundo y no hay generaciones que estén por encima ni por debajo. Entonces es maravilloso ver reaccionar a un chaval en una butaca de un teatro, aunque sea con las risas, porque es que no los ves en un teatro.

(Víctor) Esa es la labor de esta compañía, la de decir:¡Chicos el teatro no se puede perder, sois vosotros el futuro!

¿Sentís importantes iniciativas como esta, la de La Noche de los Teatros, para acercar la cultura a la gente?

(Víctor) Claro, es el hecho de que la gente se acerque a la cultura y decidan si esto les gusta. En el momento que se les ofrece, sobre todo a los jóvenes, una cultura asequible y prueban y les gusta, quizá piensen que sí les merece la pena gastarse 20 euros en una obra, todo va enlazado. También hay gente que viene y dice a mi esto no me gusta, pero yo creo que el teatro conecta mucho, sobretodo si hay compromiso por parte del público y del equipo, creo que te pide volver.

Samuel García_FO3

¿Cómo está en vuestro día a día el teatro?

(Pablo) Es verdad una cosa y es que el actor donde esta feliz es cuando esta en un escenario, el hecho de estar aquí casi todos los días nos da la vida a nosotros, puedes tener un día que te deja la novia, problemas familiares o se te inunda la bañera, pero tienes que venir aquí y estar aquí y que no se note nada, es lo maravilloso del actor, que tiene que dar un chasquido y desconectar.

Los dos coinciden en que en la situación actual es meritoria, la lucha que se mantiene en España por la cultura y la gran vocación joven como una rebeldía, de los que ellos mismos son un claro ejemplo.


Aquí la noche de los teatros baja el telón, pero los teatros abrirán sus puertas todos los días.


Fotografía: Samuel García

Loading Facebook Comments ...

Be first to comment