Irene Blázquez y la cámara (analógica) de los secretos

06

 


Una arquitecta madrileña que emprende, lo que ella cree, será un viaje de seis meses a NY para aprender inglés. Una historia de amor propia de un cuento de hadas. Tres años y muchas fotos. Estos son los principales ingredientes que dieron vida al mágico diario de Irene Blázquez


01

Tus instantáneas tienen el poder de convertir los lugares más insospechados en paisajes propios de un cuento de hadas. ¿Existe un proceso de selección muy meticuloso detrás de esto, o se trata más bien de un ojo especial para lugares mágicos?

No, no creo que haya un proceso de selección. No programo nada de lo que voy a hacer. No existe ningún plan anticipado. Voy a un sitio y si me gusta hago fotos. Creo que es ahí donde está la belleza, no anticipada ni programada. Ese “adelantarme a” es lo que al final se muestra. Esa calidez y ternura, si yo la estudiara o programase, creo que no transmitiría lo mismo. Si ahora encuentro la belleza en esta mesa, le hago una foto. Es pura coincidencia. No es un proceso meticuloso, pero igual debería serlo. Pero las fotos como medio de expresión a modo de diario… creo que se trata de algo instantáneo.
Conozco gente que me dice “deberías plantearte algo más personal, con un punto base”, pero esto es lo que quiero hacer ahora, en este momento. No hay premeditación.

Son muchas las emociones que tus fotos despiertan en el espectador. El modo en que las publicas convierte cada foto en un capítulo más de tu gran aventura. Al mismo tiempo, reina una sensación de paz constante en todas ellas. ¿Eras consciente de esta dicotomía cuando comenzaste a realizar el blog o quizá tenías otro enfoque totalmente diferente?

Creo que cuando empecé con el blog, la idea era esa. Me dije “si puedo expresar lo que siento con imágenes, voy a crear un blog para tener un diario de imágenes. Cada capítulo del blog es un día en mi vida. Mi inspiración es mi rutina. No busco grandes inspiraciones, es lo que tengo al lado en ese momento. Y eso hace que sea el diario, es lo que le da a la gente esa sensación de “Warmth”, de ternura, que si lo programara no lo lograría. Estoy siendo muy sincera, es lo que es. Es Jeffrey (mi marido) en la cama, o es donde estoy ahora mismo, creo que [lo que estoy mostrando] es muy honesto. Es lo que pretendía en un principio, y lo que creo que llega a las personas. En el blog incluyo fotos que se que no están bien técnicamente, pero como para mi han significado algo y han formado parte de esa vida que quiero mostrar, las cuelgo, aún a riesgo de que alguien diga “joder, esta chica, podría haber enfocado un poco mejor”. Pero me gusta que sea un poco bruto.

02

¿Cómo surgió la idea de comenzar el proyecto? ¿Fue tu intención desde el principio crear un blog dedicado a tu odisea, o…?

No, al principio, mantenía todas las imágenes para mi, no se las mostraba a nadie, como un diario. Pero hubo un punto en que dije: “¿por qué no?”, se un poco social. Tenía ganas de que la gente me diera su opinión. Perdía un poco de objetividad manteniéndolas todas en un cajón. Cuando te arriesgas a mostrarlo a la gente es cuando pasas a ver la percepción que los demás tienen. Si tomo fotos de ti, o de Jeffrey o de quien sea, para mi pueden expresar mucho, pero para ti igual no. Entonces, tenía que saber. Con el blog lo que quería averiguar era [si] esta foto es pura magia sólo para mi, o a la gente le va a transmitir esa ternura que quiero que se transmita? Y eso con el inicio del blog. Después hice la web, que la tengo bastante desactualizada, y ahí estamos! Haciendo nuevos proyectos, pero el blog fue el principio, cuando fui valiente y me cargué de fuerza. Ahora voy a mostrar mi rutina, mi intimidad. Me estoy abriendo en canal para ti, así que… Fuerte. Y lo seguiré haciendo, aunque tengo que ser un poco más constante. Porque estoy en un momento de transición y tengo que ver como sigo. No fuerzo absolutamente nada, yo sigo haciendo fotos, y ya está.

¿Cuál dirías que es la temática principal de esta serie?

Es mi vida. Es un diario. Mi rutina, mis amigos, Jeffrey.. tú, todo es muy familiar. Es donde nací, es donde vivo… es mi diario.en vez de escribirlo hago una foto. Ya está, es la temática. Es un diario visual. El trabajo más elaborado que he hecho, programado como proyecto, es un trabajo que hice sobre mi abuela Salomé, y es de los pocos trabajos a los que le he dedicado un par de años, y en el que he estado más enfocada. Aunque creo que mi rutina, mi día a día es… increíble para mi. No obstante, no puede haber nada más personal que mi abuela, que mi familia. Cada proyecto es algo que me rodea. Tuve que tomar algunas fotos un poco duras para el proyecto sobre mi abuela, pero… al final, mi rutina incluye cosas bellísimas, y otras que no son tan bellas. Si cuento las bellas, tengo que contar las que no lo son tanto. Hay que ser un poco honestos.

04

¿Si tuvieses que describir tu trabajo en una palabra, cuál sería?

Mi trabajo con una palabra… Honesto? Si, creo que si, es lo que hay. Es mi vida.

¿Cómo dirías que ha influído el amor en tu trabajo?

En los últimos años mucho (risas) mi fotografía ha sido siempre muy uniforme, aunque ha habido una clara evolución. Adquieres sabiduría y técnica, y conocimiento de que es bueno y qué es malo…. Y en los tres últimos años desde que conozco a Jeffrey… ha influído mucho. Se ha convertido en mi musa el pobre. Aunque sabe que no tiene que hacer nada, no quiero que pose para mi, sólo que comparta ese momento conmigo y luego cuando veamos la foto…
Me inspira mucho, y viajo mucho con él. Nos movemos mucho juntos y he procurado plasmarlo en las fotos de los últimos años. Sí, ha inflluído bastante.

05

¿Existe alguna correlación entre esta serie y tus estudios de arquitectura?

No. Bueno, a ver, yo he sido alguien a quien le ha encantado dibujar. Me metí a arquitectura por ello. En arquitectura te educan para tener una visión del espacio, y te sabes mover en diferentes escalas. Igual ha influido un poco en la arquitectura que hago. Nunca me he sentido atraída por grandes arquitecturas o edificios, siempre me gustan las cosas pequeñas, accesibles para mi, algo que pueda abarcar, en la escala humana. Mis fotos transmiten eso, están a tu alcance, no evocan nada magnífico ni enorme, o pretencioso. Igual si ha tenido algo que ver.

¿Qué otros proyectos tienes en mente?

Sabía que esta iba a venir. Voy a seguir con el diario por ahora. Jeffrey y yo queríamos trabajar juntos en algún tipo de proyecto fotográfico, pero todavía no estamos seguros de cómo enfocarlo. Algo vamos a hacer. Por ahora quiero seguir con mi diario. Es mi proyecto personal, y mi vida, y creo que lo seguiré haciendo siempre. Algo que me fascina mucho es la fotografía en que el observador no puede apreciar la escala. Puede ser un bosque, o un matojo de hierba, y no sabes en qué escala se posiciona el ser humano. Creo que voy a estudiar un poco esa posibilidad, a ver si puedo hacer algo así Pero por ahora, mi diario es mi prioridad.


NO DEJES DE ECHAR UN OJO A SU PÁGINA WEB

Agradecimiento especial a Nicole Katzew

Loading Facebook Comments ...

Be first to comment