La cara B de los Oscar

PORTADA 2
¿Es la gala de los Oscar sólo una expresión más del excentricismo de los americanos? ¿Refleja realmente la calidad de los filmes que han sido realizados durante una temporada? Y sobre todo, ¿hablamos de calidad o de cantidad?

 Más allá de los estilosos vestidos de las actrices, el intenso color rojo de la alfombra y el deslumbrante dorado de las estatuillas, la gala de los Oscar es el reconocimiento oficial del trabajo que miles de profesionales del ámbito cinematográfico han llevado a cabo a lo largo de un año. Muchos son los trabajos tenidos en cuenta en este particular evento, pero tantos otros suelen pasar desapercibidos y no logran captar la atención de los académicos.

Aún así, hay múltiples proyectos que aparentemente no entran dentro de ese fantástico mundo de luz y de color y que luego sorprenden siendo nominados e incluso, consiguiendo hacerse con algún premio que otro. El ejemplo más reciente ha sido el film de Wes Anderson, The Grand Budapest Hotel (Gran Hotel Budapest) que ha sido nominado en nueve categorías, logrando alzarse como vencedor en cuatro de ellas, principalmente en las áreas técnicas. Esta película que rompe con los patrones establecidos por la línea comercial de séptimo arte, había sido calificada previamente como “cine independiente”, y por ello la estupefacción ante tanto éxito fue mayor. La filmografía del cine independiente suele abarcar temas más intimistas, con argumentos muy personales y personajes de lo más peculiares. Precisamente por ello, el público al que seducen estas historias suele ser minoritario y, generalmente, no gozan de una gran repercusión.

foto-el-gran-hotel-budapest-4-329

En esta edición de los premios americanos, ha habido varias propuestas que han podido ser consideradas dentro de esta corriente alternativa y que se han alzado con la estatuilla finalmente. Hablamos pues de Whiplash por ejemplo, que ha ganado tres premios de los cinco a los que tenía opción. La propuesta de Damien Challeze tiene un recorrido particular, ya que a la hora de promocionar su trabajo transformó su proyecto en un cortometraje de forma temporal. Sin embargo, el texto empezó a hacerse eco entre los integrantes del gremio cuando fue presentado en Black List 2012. Este curioso ranking califica cuales son los mejores guiones no producidos del año. Últimamente esta lista está teniendo mucha repercusión, ya que de ahí han salido algunas de los filmes que posteriormente han ganado un Oscar, como por ejemplo La red social, El discurso del rey o Lo imposible.

Whiplash5

Haciendo un poco de memoria, ha habido diversos casos similares a los de estos trabajos en la historia de estos afamados galardones. En 2004 nos encontramos con Eternal Sunshine of the Spotless Mind, titulada en español Olvídate de mi. Esta película ganó el premio a “Mejor guión original”, escrito por Charlie Kaufman, y Kate Winslet fue nominada a “Mejor actriz”. Esta película ha sido considerada una de las más aclamadas por la crítica estadounidense en los últimos años, ya que impactó mucho al público y consecuentemente marcó bastante a los académicos. Era una película hecha sin patrones establecidos, intentando ser fiel a su propia línea, dejando de lado convencionalismos y pautas de comportamiento desgastadas del uso. En el certamen del año 2005, Crash (Colisión) resultó ganadora de tres premios.  Los reconocimientos de “Mejor película” y “Mejor guión original” no caen en manos de cualquiera, por lo que el éxito del film de Paul Haggis fue verdaderamente reconocido. Esta sucesión de historias, en un inicio independientes, pero que se van entrelazando entre sí conforme va avanzando la trama, captó la atención de la audiencia de una forma total. Planteando una temática de discriminación racial, Haggis supo como emocionar a la ciudadanía estadounidense que aún estaba conmocionada por los hechos del 11-S.

Olvídate-de-mí

En la edición del año posterior fue Little Miss Sunshine la que dio “el campanazo”. La película dirigida por Jonathan Dayton y  Valery Faris también se alzó con el premio a “Mejor largometraje” de Independent Spirit Award, un reconocimiento de gran renombre en el “mundillo” del cine americano alternativo. Esta road movie combina la comedía con el drama, sacando siempre una sonrisa cómplice al espectador con las peripecias de la familia de Olive Hoover. Alan Arndt consiguió el Oscar a “Mejor guión original” y Alan Arkin a “Mejor actor de reparto” por su papel de Edwin, el abuelo “cascarrabias”. Esta mezcla de “complejidad y tonterías” como la definió Stella Papamichael de BBC News, es oficialmente una de las 10 películas más taquilleras de la historia de Estados Unidos.

little-miss-sunshine-hug

En la ceremonia de 2007, en la que por cierto fue Joe Stewart el encargado de conducir el evento, fue Juno la que hizo la inmersión en un ambiente que a priori no parecía corresponderle.   De las cuatro estatuillas a las que optaba, fue la de “Mejor Guión Original” la que consiguió. Fue un filme que desató una gran polémica respecto a la decisión de Juno de tener a su hijo para darlo en adopción, ya que los colectivos pro-vida y pro-aborto manifestaron sus posiciones abiertamente entrando así  en conflicto mutuo. A pesar de que la crítica la trató bien, tuvo fuertes detractores que se encargaron de poner de manifiesto la simpleza de la película respecto al tema del embarazo en una chica adolescente. Tuviera un mensaje u otro, y si éste era pretendido o no, el caso es que su creador, Diablo Cody, consiguió el objetivo que perseguía, que algo diferente y relativamente trasgresor llegará a las pantallas de los cines.

The.Tree.of.Life.2011.720p.BluRay.x264.DTS-WiKi-3468

Para ir cerrando este breve análisis de la integración del cine alternativo en el mundo comercial, tenemos que irnos a la Octogésima segunda Gala de los Premios Oscar, en la que The Hurt Locker (En tierra hostil en español) obtuvo nueve nominaciones, de las cuales consiguió alzarse con seis galardones. El gran rival en esa edición fue la película de James Cameron, Avatar, que superaba desorbitadamente en presupuesto a cualquiera de las propuestas presentadas durante ese año, y en particular a esta. Aun así, el trabajo de Kathryn Bigelow quedó considerablemente bien parado. La película ha sido considerada una de las obras maestras del cine bélico moderno, ya que su pulcritud y concreción a la hora de cerrar los planos y relatar los diversos acontecimientos que se van desarrollando a lo largo de la película  son espléndidos.

Muchos otros nombres pueden venir a nuestra mente a la hora de relatar la inmersión de propuestas no convencionales en la exclusividad de la Ceremonia de los Oscar. Memento, Requiem por un sueño, Blue Velvet, Bestias del sur salvaje, Winter’s Bone o El árbol de la vida son algunas de ellas. Así, observamos cómo la calidad y el buen juicio también tienen un hueco entre el excentricismo y la obviedad que a veces tiene el éxito. Por ello, no hay que dejarse llevar por la sabiduría popular y los mitos que rodean al cine, sino verdaderamente profundizar el séptimo arte y descubrir auténticos tesoros que a veces quedan ocultos tras tanto foco y tanto neón.

Loading Facebook Comments ...

Be first to comment