Mama, please forgive me

portada mama please forgive me

“Es una guerra, es una guerra en mi mente y no lo quiero para nadie”.


Ibai Vigil-Escalera siempre ha estado fascinado por el cine e interesado sobre todo en crear la luz adecuada para cada historia. Tras terminar la carrera de comunicación audiovisual, se trasladó a Nueva York, para aprender fotografía. Allí descubrió distintos artistas que le hicieron apreciar la fotografía tanto como el cine. Su primer contacto con la fotografía fueron sus álbumes fotográficos de la infancia: momentos congelados que nos recuerdan quienes fuimos. El recuerdo incierto de lo vivido, de aquello que ya se fue, que ya no existiría si no fuera por las fotos. Detrás de cada foto siempre hay un recuerdo, un fragmento de la vida que quedará documentado. Tal vez por ello Ibai ve la fotografía como una manera de documentación. En su corto “Mama, please forgive me” retrata un momento complicado de la vida de Eddy, un chico de Nueva York que tiene problemas con las drogas. Es un fragmento de vida mostrado de una forma absolutamente natural, sencilla, y con la máxima sensibilidad. El resultado de una historia de tono intimista en la que el realizador se limita a documentar cada paso de Eddy por el camino de la drogadicción.

MamaPleaseForgiveMe_Poster-2

​¿Cómo conociste a Eddy? ¿Era amigo tuyo antes de grabar el corto?

A Eddy lo conocí trabajando en un proyecto en el cual fotografiaba personas que conocía mediante aplicaciones sociales. Desde el momento que nos encontramos tuvimos buena conexión. Quedamos un par de veces donde lo fotografiaba, con sus amigos. Hasta que desapareció. A los meses supe de él, volvimos a quedar. Lo vi más delgado, me preguntó si sabía lo que era el crystal meth, mientras aspiraba de una pipa.

​¿Por qué has querido contar precisamente su historia?

No fue algo totalmente planeado, fue sucediendo poco a poco. Una de sus herramientas terapéuticas era escribir un diario. Yo le propuse grabar pensando que le serviría de ayuda. En este proceso de rodaje el recayó y yo seguí rodando.

​​¿Cómo se consigue que alguien abra por completo su casa, que muestre su vida y que cuente sus más profundos sentimientos a un desconocido con tanta naturalidad? ¿Qué debe hacer un director de documentales para conseguir ese nivel de franqueza y confianza que tú consigues?

Entre nosotros fue construyéndose un vínculo de amistad. Podía estar dos días con él hablando de mil cosas, sin grabar nada, o grabar no más de una hora. Cuando Eddy habla a cámara, está hablándole a su amigo, nunca me ha considerado como la persona que documentaba su vida. Por otro lado, Eddy me ha visto siempre con una cámara en la mano, esto hace que lo vea como algo natural.

ibai vigil escalera1

En el corto se percibe una gran implicación emocional por tu parte, pero esta no le resta cierta objetividad al relato ¿cómo se hace esto?, ¿cómo se combinan estos dos aspectos?

Yo creo que es subjetivo. Al fin y al cabo seis meses de rodaje da para mucho y ha habido muchos horrores que he decidido no enseñarlos. Aunque yo no esté presente en el documental y esté contado de una manera objetiva, soy yo quien decide qué incluir en el corto. Creo que no se puede ser objetivo a la hora de documentar una historia, pues siempre se verá detrás la mano del director, tanto a la hora de editar como a la hora de encuadrar. Soy yo quien decide qué excluir.

​​El tema de las drogas no es nada agradable pero en el corto se relata de una forma totalmente natural y realista, prescindiendo de clichés y tópicos, supongo que será muy difícil conseguir esto ¿tú qué opinas?

Creo que la sociedad  se ha vuelto inmune a la crudeza de las imágenes que consumimos. Mientras cenamos vemos cuerpos mutilados en los informativos, sin perder el apetito. Platón decía que el ser humano tiene deseos de ver lo atroz, el deterioro, lo descompuesto y el desgaste, o algo así. Al igual que yo deseaba ver lo que ocurría.

Recuerdo una semana donde él estuvo encerrado en casa consumiendo sin parar. Fue uno de los momentos más duros. Me sentía documentando su decadencia, sin detenerlo en ningún momento. Llegué a casa con imágenes repulsivas para mí. Me sentía partícipe del espectáculo. En aquél momento me di cuenta de que había  fallado como persona y lo más importante, que le estaba fallando como amigo. Tuve una pelea interna conmigo mismo, sobre lo correcto e incorrecto.

Cuando comencé con la edición me gustaban los momentos más íntimos y personales. Quise quedarme con lo que me parecía más humano.

ibai vigil escalera2

​¿Crees que el hecho de participar en este corto ha ayudado a Eddy a recuperarse, como si ello hubiera formado parte de su terapia?

En cierto sentido, creo que el documental fue una pieza clave en la vida de Eddy. Creo que para Eddy era un apoyo en un momento de su vida en el que el estaba tan perdido.

Para terminar te diré que es tremendamente reconfortante saber que Eddy consigue salir de esa ​oscuridad que, por cierto, también está presente en la fotografía del corto. Imagino que al principio no sabías como acabaría la historia de Eddy, pero ¿cuándo y cómo supiste que la esperanza y la luz debían cerrar el corto?

La vida de Eddy, en ese entonces, estaba muy alejada de la realidad. Al principio todo eran fiestas y compañías irreales de la noche, hasta que terminó consumiendo solo, entre cuatro paredes. Era todo demasiado oscuro. Eddy se había dado cuenta de que había llegado al limite, y quería salir de ahí. Pero le daba miedo afrontar el día a día. La clave para la recuperación de Eddy fue el reencuentro con su familia, dándose cuenta de que en ellos tendría aceptación y apoyo. Como él dice al final del documental: “La familia te ayuda a superar lo que sea”.

Mi intención era transmitir el caos interno de Eddy. Planos cerrados donde el protagonista está atrapado y es al final cuando por fin los planos se abren y se puede respirar. Y esto se plasma en la fotografía donde al final conseguimos ver la luz de esperanza que yo tanto deseaba ver.

Mama, Please Forgive Me. Trailer from Ibai Vigil-Escalera on Vimeo.

Loading Facebook Comments ...

Be first to comment